¿Es importante un buen agarre al pecho?

Esta semana vi una mamá que vino a Urgencias con su bebé de 5 días porque hacía dos días que no hacía cacas, estaba muy irritable y creía que tal vez tenía dolor de panza. Me cuenta que toma lactancia materna exclusiva, toma cada dos horas y media aproximadamente y duerme tras las tomas. Le estaban cambiando 2-3 pañales con pipí al día. La niña estaba bien hidratada y activa, su aspecto general era bueno. Había perdido un poco de peso desde el alta del hospital pero la pérdida total no era excesiva.

Al observar una toma compruebo que la posición y el agarre podían mejorarse bastante. Le explico a la mamá pequeñas modificaciones para mejorar estos aspectos. Al cambiarla de pecho ella sola, sin ninguna indicación, puede identificar lo que falla y corregirlo. Vuelve a control al día siguiente. La niña estuvo mucho mas tranquila, le cambiaron 5 pañales de pipí y dos cacas. Al pesarla comprobamos que había aumentado ¡100 g!

Así de importante es el agarre al pecho. Puede determinar el éxito o el fracaso de la lactancia. En esta historia vemos varios signos de alarma que nos indican que la niña está comiendo poco. Está irritable, no hace caca, hace poco pipí y continúa perdiendo peso al quinto día de vida. La situación no es límite. La niña no ha perdido mas de 10% del peso de nacimiento, esta bien hidratada y su estado general es bueno. Corrigiendo pequeñas cosas de la posición y el agarre conseguimos una lactancia exitosa, una bebé satisfecha y una mamá feliz y segura de si misma.

Hoy continuamos con nuestra serie A, B, C de la lactancia, aprendiendo herramientas simples que nos permitan disfrutar nuestra lactancia.

IDENTIFICAR EL AGARRE AL PECHO CORRECTO

Cuando hablamos de agarre al pecho nos referimos al acople entre la boca del bebé y el pecho de la mamá. Para tener una lactancia exitosa, sin dolor y con buena transferencia de leche, es básico un buen agarre al pecho.

Entonces, por definición, un buen agarre es aquel que es efectivo, el bebé está satisfecho y tiene un buen aumento de peso, y confortable, sin dolor para la madre. Puede ser que no muestre todos signos que mencionamos abajo, pero si es efectivo y confortable no es necesario modificar nada. De igual manera, si la mamá tiene dolor o el bebé no aumenta de peso es que algo no va bien y debe ser corregido, aunque todos los signos indiquen lo contrario.

¿CUALES SON LOS SIGNOS QUE NOS PERMITEN IDENTIFICAR EL AGARRE CORRECTO?

Un agarre correcto es profundo y asimétrico.

Profundo, debemos observar que el bebé no solo agarra el pezón, sino también una gran parte de areola. Laboca del bebé debe estar bien abierta, en un ángulo generalmente mayor 100-120º. Los labios superior e inferior no se tocan en las comisuras y deben estar evertidos, vueltos hacia fuera.

Asimétrico, debemos observar mayor trozo de areola por encima de la nariz que por debajo del mentón. El cuello del bebé debe estar bien extendido, el mentón se desplaza hacia adelante y la frente hacia atrás. En consecuencia, el mentón está bien pegado al pecho y la nariz muy cercana pero no aplastada contra el mismo.

agarre al pecho correcto aprende a identificarlo

En esta gráfica puedes observar como se ve tu bebé cuando el agarre al pecho es correcto. Verás que no están marcados los labios evertidos, que es uno de los signos mejor conocidos de buen agarre. Es que si el agarre es correcto, muchas veces no vemos la posición de los labios. Al intentar comprobar su posición movemos al bebé y empeoramos un agarre que estaba bien. Por eso, si observas los otros signos, no tienes dolor y el bebé aumenta de peso no hace falta que compruebes como están los labios.

OTROS SIGNOS MENOS CONOCIDOS

Otras cosas que puedes observar es lo que te muestro en esta otra imagen.

agarre al pecho correcto aprende a identificarlo
Si trazas una línea imaginaria que pasa por tu pezón debe salir por la parte mas saliente de la cabeza del bebé, el occipucio. Si esta línea sale mas abajo, por la nuca, significa que el bebé tiene el cuello flexionado. Por otro lado, la frente del bebé forma un ángulo muy abierto con el borde del pecho de la mamá. Si este ángulo es pequeño también nos indica que el cuello del bebé no está bien estirado.

Aunque hay bebés que pueden mamar bien con el cuello un poco flexionado, la mayoría se beneficiarán de tener el cuello bien estirado. Sobre todo si hay signos de mala transferencia de leche, dolor al amamantar o bebés con alguna dificultad anatómica, como anquiloglosia o retrognatia.

¿COMO CONSEGUIR UN AGARRE AL PECHO OPTIMO?

Ya sabemos observar los signos que nos indican que nuestro bebé esta bien agarrado al pecho. Ahora vamos a ver como lo conseguimos.

Lo primero, para un buen agarre al pecho es indispensable una buena posición. Te animo a que si todavía no lo has hecho, leas este post donde escribí sobre la posición de la mamá y el bebé.

Es aconsejable que el bebé este tranquilo, si está muy irritable le va a costar mucho agarrarse bien al pecho. Por eso te recomiendo que lo alimentes tan pronto comience a mostrar signos de hambre. Los primeros signos que te indican que tu bebé quiere mamar son: esta muy despierto, abre y cierra la boca, saca la lengua, gira la cabeza, se chupa las manitos.

Para animar al bebé a mamar puede ser útil extraer de forma manual unas gotas de leche. Las dejas caer sobre la boca del bebé y lo dejas que las saboree.

EL AGARRE, PASO A PASO

Ahora si, una vez están los dos bien posicionados, vamos al agarre paso a paso:

  • Sujetas tu pecho con la mano en forma de C, 4 dedos por debajo del pecho y el pulgar por encima.
  • Sujetas al bebé cuidando de no poner la mano por detrás de su cabeza, esto activa un reflejo que hace que el bebé lleve la cabeza hacía atrás, alejándose del pecho.
  • Acercas tu bebé al pecho, de forma que tu pezón queda apuntando a su nariz, muy cerquita.
  • Tocas con el pezón el labio superior de tu bebé para estimularlo a abrir la boca.
  • Esperas y observas a tu bebé, veras que las primeras veces no abre tanto la boca.
  • Cuando veas que su boca esta bien abierta, con un movimiento suave pero seguro, lo acercas bien para que el pecho entre en la boca.
  • Primero es el labio inferior el que toca con el pecho, luego el superior.
  • Si tienes el pecho muy grande puedes, con la mano formando una U, comprimir un poco por detrás de la areola para facilitar el agarre del bebé.

PARECE DIFICIL PERO NO LO ES

Así escrito puede parecer complicado, pero en realidad no lo es tanto. Una vez lo vas haciendo luego ya sale naturalmente.

Una idea que me gustaría que siempre tuvieras presente es

El bebé se acerca al pecho, no el pecho al bebé. Si hay que corregir la posición movemos al bebé.

Como una imagen vale mas que mil palabras, te dejo aquí un video donde podrás observar todo lo que comentamos. Esta en ingles, pero no te preocupes si no lo entiendes bien, las imágenes son muy claras.

En los primeros minutos puedes ver los signos tempranos y tardíos de hambre en el bebé. Luego vienen las pautas respecto a la posición.

En el minuto 2:50 puedes observar como se acerca el bebé al pecho. El pezón apuntando a la nariz, siendo el mentón el llega primero al pecho.

En el minuto 4:08 puedes ver como la mamá se sujeta el pecho y toca el labio superior del bebé con el pezón. Espera hasta que abre bien la boca y lo acerca para conseguir el agarre.

En el minuto 4:21 puedes ver como la mamá, con la mano en forma de U, comprime un poco la areola para facilitar el agarre.

A continuación puedes ver el agarre al pecho en la posición «de rugby». La secuencia es la misma. Pezón apuntando a la nariz, toca el labio superior y cuando abre la boca lo acerca al pecho.

A partir del minuto 7:48 puedes ver un agarre correcto, con un resumen de los signos que lo evidencian.

En el minuto 8:58 puedes ver un bebé con agarre superficial y un pezón aplastado consecuencia de mal agarre. A continuación puedes observar un bebé con buen agarre y el pezón redondeado tras la toma.

¡Y no te pierdas en el minuto 9:15 la explicación de la importancia de un agarre al pecho correcto!

¿QUE ES EL AGARRE ESPONTANEO?

Es dejar que tu bebé se agarre solo al pecho, sin guía por tu parte. Los bebés nacen con una serie de reflejos que le permiten alcanzar el pecho y comenzar a mamar con un agarre profundo.

Es particularmente útil cuando hay dificultades en el agarre o dolor al amamantar. Sobre todo en las primeras 6 semanas de vida.

¿COMO LOGRAR EL AGARRE ESPONTANEO?

Para empezar, tu y tu bebé deben estar relajados y tranquilos. Es un proceso que puede llevar desde pocos minutos hasta una hora o mas, sobre todo las primeras veces. Si es un momento en que tu bebé tiene mucho hambre quizás es mejor alimentarlo un poco primero para que este tranquilo. Lo ideal es permitir al bebé que lo haga a su ritmo, animándolo con caricias y palabras.

Debes ubicarte en posición de crianza biológica, con buen apoyo en la cabeza, cuello, espalda y brazos. Desnuda de cintura para arriba. Dejas a tu bebé solo con pañal y lo pones acostado boca abajo sobre ti, en medio de tus pechos. El bebé debe estar tranquilo, dormido o despierto en alerta tranquila. Sujétalo suavemente con tus manos, conteniéndolo.

Olvídate del agarre, de dar el pecho, de las dificultades que puedan tener. En este momento sólo se trata de disfrutar. Pon todos tus sentidos en disfrutar ese momento. Siente el peso de tu bebe sobre ti, el calor y la suavidad de su piel, la intensidad de su mirada, su olor tan especial. Maravíllate con la perfección de ese pequeño ser que tu cuerpo fue capaz de albergar. Háblale, dile cuanto lo quieres, lo maravilloso que es formar parte de su vida, que confías en él y que juntos lo conseguirán.

Cuando este listo, tu bebé buscará el pecho y logrará un buen agarre. Durante el proceso puede realizar algún movimiento brusco, ten cuidado de darle contención con tus manos pero sin limitar sus movimientos. Realizará movimientos de su cuerpo y sus piernas, cabeceará, abrirá la boca y buscará succionar. Es posible que no lo logre al primer intento, pero no hay que perder la confianza. Lo intentará las veces que sea necesario hasta que lo consiga.

LO HE INTENTADO TODO Y NO LO CONSIGO ¿QUE HAGO?

Antes que nada mantén la calma, esto es básico. Lo digo de nuevo, mantén la calma. Respira, respira hondo tanto como necesites y confía en ti.

Si notas que el agarre al pecho no es bueno o te hace daño al mamar desengancha a tu bebé del pecho y vuelve a empezar. Es probable que al principio tengas que reconocer a tu bebé varias veces durante una toma. Ten paciencia contigo misma y trátate con amabilidad. Es un proceso y están aprendiendo. Les llevará tiempo. Es como aprender a conducir. Al principio tenías que pensar en cada acción, poner una marcha, embrague, acelerador, freno, el tráfico… parece imposible hacerlo todo al mismo tiempo. Pero con práctica lo consigues, no sólo eso, también puedes mantener una conversación mientras lo haces. Con la lactancia es exactamente igual, llegará un día en que lo harás todo automáticamente, promesa.

Cuando las cosas no salen como esperamos, sobre todo si teníamos muchas expectativas puestas en la lactancia, puede ser difícil manejar la frustración. Ver que no encontramos una solución a nuestras dificultades es desesperante. En este caso busca ayuda. Una mirada externa y objetiva puede ayudarte a ver algo que en ese momento no ves. Una gran mayoría de los problemas de lactancia tienen solución. Son realmente pocas las situaciones en que no es así.

 

¿Que te ha parecido? Si este artículo te resulta de ayuda, si crees que puede ser útil a alguien mas, te animo a compartirlo en tus redes sociales. Encontrarás los botones para hacerlo al final del post y también en el lateral de esta página. Hagamos comunidad, formemos tribu. Cuéntame tu opinión en los comentarios, tu experiencia, me encantará conocerte mejor.

 


AMPLÍA INFORMACIÓN SOBRE ESTE TEMA:
¿Te ha resultado útil? Comparte y ayuda a otras mamás 🧡

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies