¬ęMi beb√© no aumenta de peso con lactancia materna. Tiene 25 d√≠as y no ha recuperado el peso de nacimiento, creo que no tengo leche suficiente¬Ľ. Esta es una de las consultas mas frecuentes que recibo. Y vienen acompa√Īadas de mucha angustia.

Cuando realmente deseas dar el pecho y tu beb√© no aumenta de peso seg√ļn lo esperado pueden surgir muchas emociones diferentes. Miedo por el bienestar de tu beb√©, miedo a perder la lactancia materna, enfado por no ver resultados con el esfuerzo que estas haciendo, cuestionar tu propia validez como madre, sentirte insuficiente para tu beb√©. Lo se porque lo he experimentado en primera persona y porque muchas mujeres as√≠ me lo cuentan.

Lamentablemente, hoy en día lo mas frecuente frente a esta situación es que te indiquen suplementar con un biberón de fórmula artificial sin indagar mas allá. Y esto es un gran error. No por el suplemento en si mismo, que muchas veces será necesario, sino por las consecuencias negativas que puede tener hacerlo de esta forma.

Esto conducir√° muy probablemente a un destete precoz, y tu beb√© perder√° todos los beneficios demostrados de la lactancia materna. Adem√°s, pueden pasarse por alto dificultades anat√≥micas o funcionales de tu beb√©, que si no se resuelven impactar√°n a su salud futura. Por √ļltimo, pero no menos importante, puede disminuir tu seguridad en ti misma y la confianza en tu capacidad para cuidar a tu beb√©.

En el post de hoy voy a intentar poner luz sobre esta situación tan frecuente y orientarte con los primeros pasos que puedes dar para afrontarla.

 

EL PESO COMO PARAMETRO DE VALORACI√ďN DEL CRECIMIENTO DE TU BEB√Č

El peso es uno de los par√°metros objetivos que utilizamos los pediatras para valorar el crecimiento de tu beb√©. Pero no es el √ļnico. Otros par√°metros son la talla, per√≠metro cef√°lico, el desarrollo psicomotor y social, el estado general.

Para valorar la evolución del peso utilizamos una herramienta estadística, las tablas de percentiles. Nos sirven como referencia para valorar el peso de tu bebé en relación al de los bebés utilizados para construir la tabla.

Existen diferentes tipos de tablas, las hay americanas, espa√Īolas, construidas por la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS), tablas espec√≠ficas para diferentes patolog√≠as. Las caracter√≠sticas de la poblaci√≥n utilizada para construir las tablas es importante para determinar su validez en cada caso.‚†Ä‚†Ä

Actualmente las mas adecuadas para valorar un beb√© alimentado con lactancia materna exclusiva son las tablas construidas por la OMS. Fueron realizadas con una amplia muestra de ni√Īos de los 5 continentes, alimentados de forma exclusiva con lactancia materna.

Interpretar Correctamente Las Tablas de Percentiles

Tan importante como saber que tabla elegir es saber interpretar de forma correcta la informaci√≥n que nos ofrecen. Cuando decimos que un ni√Īo est√° en un percentil 10 de peso por ejemplo, significa que el 10% de ni√Īos de la poblaci√≥n usada para construir las tablas pesaban menos que este ni√Īo y el 90% pesaban mas.

 

Recordemos que las tablas se construyen con ni√Īos sanos, si tomamos como referencia un momento puntual, puede ser tan normal un ni√Īo que crece en el percentil 3, como otro que crece en el 50 o en el 90.

Cuando tu bebé no aumenta de peso con lactancia materna es mucho mas importante el seguimiento a lo largo del tiempo que una medida de peso puntual.

Por ejemplo, si un beb√© que est√° creciendo en percentil 3 persiste en el mismo percentil a lo largo del tiempo, tiene un crecimiento arm√≥nico si comparamos los diferentes par√°metros antropom√©tricos, es un ni√Īo sano y feliz, lo mas probable es que ese sea su carril de crecimiento y sea perfectamente normal. Por otro lado, un beb√© que ahora est√° en el percentil 50 pero hace 6 meses estaba en el 90 es altamente probable que tenga un problema con el crecimiento y deber√≠amos prestar atenci√≥n y valorarlo en profundidad, por mas que este ahora mismo en un percentil 50 ¬ŅSe entiende?.

Muchas veces llegan a mi consulta madres asustadas porque les dijeron que su hijo est√° en un percentil por debajo del 50.¬†Como si llegar a 50 fuera un objetivo. No es as√≠, cuando se trata de crecimiento el √ļnico objetivo es que tu beb√© desarrolle su potencial gen√©tico y crezca sano en el percentil que le corresponde, sea el 3, el 50 o el 97.

 

¬ŅCUANTO PESO TIENE QUE AUMENTAR MI BEB√Č?

Conocer y entender la evolución normal del peso en los bebés es clave para interpretar el peso de tu bebé.

Los Primeros Días de Vida

Todos los recién nacidos alimentados con lactancia materna exclusiva pierden peso los primeros días de vida, es normal. Los pediatras habitualmente estamos muy pendientes de esto. Una pérdida de peso excesiva puede afectar la capacidad de tu bebé para mamar y conducir a complicaciones. La deshidratación, el exceso de sodio y el exceso de bilirrubina en sangre pueden asociarse a la pérdida de peso.

La pérdida de peso puede continuar durante los primeros 5 días de vida. Para evitar complicaciones, deseamos que no sea mayor al 10% de su peso de nacimiento. Por otro lado, tu bebé debería recuperar el peso de nacimiento entre la segunda y la tercera semana de vida.

Una situación frecuente es que mientras la pérdida de peso sea menor al 10% nadie se interese por tu lactancia. En cambio cuando esa pérdida de peso es mayor se encienden todas las alarmas y la primera medida que toman habitualmente es suplementar con fórmula. Pero un bebé que tiene una pérdida mayor al 10% al tercer o cuarto día, ya dio signos de que la alimentación no iba bien los días previos.

Una herramienta muy √ļtil para detectar estos casos de forma precoz son los nomogramas de p√©rdida de peso, como √©ste por ejemplo. Cuando vemos un beb√© que pierde peso percentil 90 o a un ritmo que va cruzando percentiles ya podemos tomar medidas, sin esperar a que llegue a una p√©rdida del 10%. Y por supuesto las primeras medidas deben ir siempre dirigidas a identificar posibles problemas y mejorar la lactancia materna.

Pasada La Pérdida de Peso Inicial

Superados esos primeros d√≠as de vida en que la p√©rdida de peso es normal y esperable, tu beb√© debe ganar peso. Pero ¬ŅCu√°nto peso tiene que ganar?

Aproximadamente, el aumento de peso durante el primer a√Īo de vida en beb√©s con lactancia materna es:

  • 0-6 semanas: 20 g/d√≠a.
  • Menos de 4 meses: 100-200 g/semana.
  • 4-6 meses: 80-150 g/semana.
  • 6-12 meses: 40-80 g/semana.

Como ves, la velocidad de crecimiento de tu bebé va disminuyendo progresivamente. No podemos esperar que gane el mismo peso a los 4 meses que durante el primer mes. A muchas mamás les preocupa esta disminución del crecimiento, pero es lo normal.

Otra referencia que tenemos es que los beb√©s suelen duplicar el peso de nacimiento entre los 4 y 6 meses y triplicarlo al a√Īo de vida.

¬ŅCon Qu√© Frecuencia Debemos Controlar el Peso?

La frecuencia mas adecuada para controlar el peso de tu bebé será la que te indique tu pediatra.

Como norma general, hasta que se instaura la lactancia solemos recomendar controles semanales. Aunque si tu bebé no aumenta de peso con la lactancia materna de forma adecuada puede ser necesario controlarlo con mayor frecuencia.

Una vez vemos que la lactancia esta bien establecida y el progreso de peso es adecuado se recomiendan controles una vez al mes. Es preferible pesar siempre en la misma b√°scula y tu beb√© debe estar desnudo, sin pa√Īal.

El aumento de peso no es lineal. No es raro que un bebé aumente una semana 50g, a la siguiente 200g y a la tercera semana 120g. Por eso, pesar de forma semanal a tu bebé cuando la lactancia está bien establecida puede inducir errores en el manejo de la lactancia y aumentar tu inseguridad como madre. Si tu bebé tiene buen estado general, buen color, esta contento, reclama tomas con regularidad, das pecho a demanda y hace cantidades adecuadas de pis y caca un control de peso al mes es mas que suficiente.

Incluso en los controles mensuales debemos ser cuidadosos al valorar el aumento de peso. Puede suceder que un bebé un mes aumente muy poco peso, pero en cambio gane muchos centímetros de talla. En este caso es habitual que al siguiente mes gane mas peso.

Un peso nunca debe valorarse de forma aislada. Es imprescindible una valoraci√≥n longitudinal a lo largo del tiempo y en forma conjunta con otros par√°metros como estado general, talla, per√≠metro cef√°lico, pa√Īales que ensucia cada d√≠a y desarrollo psicomotor y social.

 

¬ŅPOR QUE MI BEB√Č NO AUMENTA DE PESO CON LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA?

Cuando un bebé no aumenta de peso con lactancia materna exclusiva en el primer mes de vida nos indica claramente que hay un problema. En estos casos la solución no es ofrecer un biberón de fórmula. Toca hacer un trabajo de detective para saber que está sucediendo. En bebés mayores de un mes, con una lactancia establecida que había funcionado bien hasta ese momento, es incluso mas importante indagar en profundidad.

Todos los beb√©s nacen capacitados para alimentarse del pecho de su madre, esta deber√≠a ser la norma en nuestra mente, sino nos hubi√©ramos extinguido hace tiempo. Cuando esto no sucede as√≠ deber√≠a ser una gran bandera roja que nos alerte de alg√ļn problema.

Dificultades En La Técnica De Lactancia

En nuestro medio, las causas mas frecuentes est√°n relacionadas con la interferencia al proceso normal de la lactancia. M√ļltiples intervenciones en el parto, separaci√≥n de mam√° y beb√©, poca frecuencia de las tomas, limitar el tiempo de las tomas, intentar establecer una rutina de horarios fijos para las tomas sin tener en cuenta los signos de hambre de tu beb√©, interferencias de tetinas y chupetes.

En esta misma línea, encontramos las dificultades técnicas de la lactancia. La falta de referentes y la escasa cultura de lactancia materna condicionan que sean muy frecuentes las posiciones inadecuadas y agarres superficiales que provocan mala transferencia de leche y dolor.

Por suerte, con el gran trabajo que hacen hoy en día las asesoras de lactancia y los grupos de madres de apoyo a la lactancia, estas dos variables están cada vez mejor controladas.

Dificultades De Tu Bebé

Puede haber dificultades de tu bebé que condicionen el poco aumento de peso. Es clave que sepas diferenciar cuando tu bebé está realmente transfiriendo leche del pecho de cuando realiza una succión inefectiva.

Muchas situaciones pueden afectar a la succión y conducir a una succión inefectiva:

  • Dificultades anat√≥micas (como anquiloglosia, retrognatia, fisuras de paladar) o funcionales (como tort√≠colis cong√©nita o tensiones musculares).
  • El dolor ocasionado por traumatismos durante el parto (tracciones con esp√°tulas o f√≥rceps, fracturas de clav√≠cula, cefalohematomas, heridas ocasionadas por el bistur√≠ durante una ces√°rea).
  • Los f√°rmacos utilizados en la anestesia peridural.
  • Inmadurez y poca coordinaci√≥n de la succi√≥n con la degluci√≥n y la respiraci√≥n, que puede presentarse sobre todo en inducciones o ces√°reas programadas.
  • Hipoton√≠a y bajo peso de tu beb√©.
  • Uso de tetinas o chupetes, que pueden conducir a patrones de succi√≥n inadecuados.

Otras veces tu bebé no aumenta de peso con la lactancia por enfermedades que aumentan el gasto metabólico o causan una malabsorción de nutrientes, como infecciones, insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, alergias alimentarias, enfermedad celíaca.

Dificultades Con Tu Producción De Leche

Por √ļltimo, la causa de que tu beb√© no aumente de peso con la lactancia puede ser una producci√≥n de leche insuficiente.

La producción de leche sigue una ley de oferta y demanda, cuando mas leche drenas de tu pecho mas leche produces. Es fácil comprender que todas las situaciones que te enumere antes terminan de forma secundaria disminuyendo tu producción de leche. Pero en estos casos, la poca producción de leche no es la causa de los problemas de peso de tu bebé, sino que es una consecuencia de las dificultades antes mencionadas. Y es reversible con un tratamiento adecuado.

Sin embargo, en algunas ocasiones la causa inicial puede ser una hipogalactia primaria. Solemos pensar inmediatamente en hipoplasia mamaria, una malformación de la glándula mamaria donde no hay tejido glandular suficiente. Sin embargo, hay muchas otras causas de hipogalactia primaria. Cirugías de pecho, dificultades endócrinometábolicas (hipo o hipertiroidismo, resistencia a la insulina y diabetes mellitus, desequilibrios hormonales como los que suceden en el síndrome de ovarios poliquísticos, obesidad, síndrome de Sheehan), anemia importante, ciertos medicamentos (estrógenos, algunos antihistamínicos, diuréticos), ciertas infusiones de hierbas o un nuevo embarazo son algunas causas.

Un Buen Diagnóstico Es Clave

La lactancia materna es vital para nuestra supervivencia como especie. Por eso nuestra biolog√≠a tiene muchos mecanismos para compensar dificultades. Cuando una p√©rdida de peso es evidente, lo habitual es que haya muchas causas que act√ļan al mismo tiempo y superan esa capacidad de compensaci√≥n.

Diagnosticar adecuadamente las causas que intervienen en tu caso es fundamental para valorar que estrategia de tratamiento es mas adecuada. Y te adelanto que muchas veces los suplementos forman parte de esa estrategia. Pero dar un suplemento sabiendo por qué, cómo lo vamos a ofrecer y cómo lo vamos a retirar cuando sea el momento adecuado tiene el potencial de salvar tu lactancia.

Llevar adelante una lactancia materna exclusiva demanda mucha energía de ti como madre. Y cuando hay dificultades esa demanda es mucho mas intensa, casi sobrehumana te diría. Por eso, saber que hacer y dar los pasos adecuados orientados a resolver o al menos mejorar tu situación te garantiza que no estarás poniendo tu esfuerzo en saco roto.

 

¬ŅQU√Č PUEDES HACER SI TU BEB√Č NO AUMENTA DE PESO CON LACTANCIA MATERNA?

Independientemente de las causas del poco aumento de peso, hay algunas pasos que te pueden llevar en la dirección adecuada hasta que encuentres la ayuda apropiada. Ahora te los enumeraré, pero no tienen un orden de importancia. No es que debas hacer primero una cosa y luego la otra. Todo lo harás prácticamente al mismo tiempo y es igual de importante.

Realiza Contacto Piel Con Piel Con Tu Bebé

Piel con piel significa eso, tu piel en contacto directo con la piel de tu beb√©. No es lo mismo que lo tengas a upa y los dos est√©n vestidos. Quit√°te la ropa en la parte de arriba y el sujetador y a tu beb√© lo dejas solo con pa√Īal encima de tu pecho. Todo el tiempo que puedas. Parece un consejo muy simple, pero cr√©eme cuando te digo que es muy poderoso.

Tu cuerpo es el hábitat natural de tu bebé. Cuando sus pieles se tocan la información sensorial que tu bebé recibe llevan a su cerebro a concluir que está en un ámbito seguro. Esto promueve la activación del sistema vagal ventral y un estado neurometabólico orientado a la calma, el crecimiento adecuado y la interacción social. En contacto piel con piel tu bebé regula mejor su temperatura, sus niveles de glucosa y optimiza su gasto metabólico. Además, se activan sus reflejos primitivos y se pone en marcha la secuencia innata de movimientos que lo conducen al pecho, favoreciendo un agarre espontáneo que suele ser el mas efectivo.

El contacto piel con piel también es muy bueno para tí. Tu cuerpo libera grandes cantidades de oxitocina que favorecen el vínculo y la conexión con tu bebé, disminuye tu ansiedad y favorece un estado de relajación y calma, facilita el reflejo de eyección y la salida de leche de tu pecho y favorece las conductas maternales innatas.

Durante el tiempo que tu no puedas hacer el contacto piel con piel puede hacerlo tu pareja, o con supervisión de un adulto, los hermanos. Será muy beneficioso para todos.

Alimenta A Tu Bebé

Como puedas. De la forma que sea. Con la leche que tengas. Hazlo. Dar suplementos a tu bebé no tiene que darte miedo. Será de esta forma hasta que recibas la ayuda apropiada.

Evidentemente, lo mejor es que ese suplemento lo des con tu propia leche extraída y con un método que afecte lo menos posible a la lactancia. Pero si no consigues extraerte leche dale fórmula de inicio sin miedo. Y si no te sientes segura con otros métodos y prefieres biberón dáselo. Lo importante es que tu bebé este bien alimentado.

Cuando tu beb√© pierde peso su reserva energ√©tica disminuye, y con ello disminuye su capacidad para mamar de forma efectiva. Adem√°s, la carencia de alimento es para su organismo una situaci√≥n de estr√©s, que favorece la activaci√≥n simp√°ticoadrenal y un estado neurometab√≥lico que no favorece el crecimiento. Por √ļltimo, puede inducir cambios epig√©neticos que modifiquen su metabolismo a largo plazo.

Protege Tu Producción De Leche

Si tu bebé no está obteniendo del pecho la leche que necesita, tu pecho no recibe esa demanda y por lo tanto no produce esa leche.

Siempre decimos que tu bebé es el mejor sacaleches. Y es así si tiene una succión efectiva. Pero si no es el caso es importante que realices extracciones de leche tantas veces como tomas hace tu bebé de suplemento. De esta forma podrás tener tu propia leche para suplementar y protegerás tu lactancia.

A veces aunque utilices una buena técnica de extracción no consigues obtener la leche que tu bebé necesita. Esto puede ser muy desmoralizante. Lo entiendo, pero te recomiendo que no dejes de hacer extracciones por ese motivo. Aunque no consigas leche y tengas que suplementar con fórmula no dejes de estimular tus pechos.

Mantén Tu Pecho Como Un Lugar Feliz

Evita forzar a tu bebé a mamar si ves que se niega. Evita que se frustre en el pecho.

Se perfectamente que es muy difícil, pero intenta mantener la tranquilidad y la confianza cuando ofreces el pecho a tu bebé. Confía en que buscarás y recibirás la ayuda adecuada. Confía en que puedes superar las dificultades. Y que esos momentos en que tu bebé está en el pecho sean de conexión, de mirada, de caricias, de goce mutuo.

 

BUSCA AYUDA PROFESIONAL

Como ves, si tu beb√© no aumenta de peso con lactancia materna no se debe a que tu leche no sea adecuada, a que no lo alimente o a que ¬ętienes poca leche¬Ľ. Asumir eso es reduccionista.

Imagina que tienes un ni√Īo de dos a√Īos que no camina. Lo llevas a su pediatra y te recomienda que le compres una silla de ruedas. Y te dice ¬ęEs que a veces sucede, hay ni√Īos que simplemente no caminan. Pero no te preocupes, que las pr√≥tesis y las sillas de ruedas de hoy en d√≠a son buen√≠simas, le permitir√°n la misma autonom√≠a que si caminara por si mismo¬Ľ. ¬ŅQu√© har√≠as? ¬ŅTe vas directa a comprar la mejor silla de ruedas del mercado o mueves cielo y tierra para que te digan por qu√© tu hijo no camina y te propongan tratamientos adecuados?

Bueno, con la lactancia materna es igual. No te conformes. Tu y tu bebé merecen respuestas.

Y eso no significa que vayas a conseguir seguro una lactancia materna exclusiva de un día para otro, pero sí que sabrás por qué tienen las dificultades que tienen y que puedes hacer para mejorar vuestra situación. Que vas a dar pasos en la dirección correcta. Que no vas a creerte que la causa de todo eres tu. Y eso tendrá un impacto importante en tu forma de vivir la maternidad, tu autoeficacia y tu confianza en tu capacidad para cuidar de tu bebé.

Si tu bebé no aumenta de peso con la lactancia materna puedo ayudarte. 

¬ŅTe ha resultado √ļtil? Comparte y ayuda a otras mam√°s ūüß°

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies